Administración obrera y negociados capitalistas

En estos días tuve el desagrado de asistir, como el conjunto del país, al debate entre la UIA y la AEA, encabezadas por el grupo Techint, y el gobierno pingüino junto con sus amigos de la CGT, al respecto del nombramiento por parte del gobierno de nuevos representantes en los directorios de las empresas donde el estado se hizo titular de parte del paquete accionario luego de la liquidación de las AFJP, y el pase al ANSES de la plata de los jubilados, luego de conflicto Campo/Gobierno.

Vuelan ataques de un lado y del otro, pero siempre en la sintonía de ver quien controla las empresas, de lasc uales ahora el estado es, en parte, dueño, y en medio, los “representante de los trabajadores”   piden que no los dejen afuera del negociado, ya que tienen “derecho a estar”. Paralelamente, en un medio de prensa Kirchnerista (los unicos que proliferaron con la “democratica” ley de medios) salio hace unos días que se dio media sanción en diputados a la reforma de la ley de quiebras, una vieja promesa de los K, para que los trabajdores puedan comprar su fabrica, con el entusiasmo de ultralibral Pinedo, del Pro de “Mauri”. El mismo medio se dio el gusto de falsificar las posiciones de los obreros de Zanon y el SOECN, diciendo que “esperaban ansiosos que se apruebe la reforma”, cuando desde hace años, los ceramistas levantan la expropiación bajo control obrero.

Estas discusiones tienen el objetivo de sembrar en la conciencia de los trabajadores la idea de ser patrones, dueños, o incluso que el estado y la burocracia sindical tienen que ser parte de los directorios empresarios para “representar los intereses de trabajadores y jubilados” en la gestión capitalista de las empresas.

Poco se discute que hace el anses con la plata que saca de su participación en las emepresas. Mucho menos se discute como delegados como Guillermo Betancuort, expulsado de la UOM de Campana y perseguido por la patronal de Techint por defender a los trabajadores de Siderca y luchar por nuevos metodos de la organización obrera. El gobierno y la burocracia de la CGT quieren poner sus manos encima del directorio para seguir juntando plata que emerge de la sangre, el sudor y las lagrimas de los obreros, recurriendo al descabzamiento de los sectores combativos de las fabricas. Otro ejemplo se puede ver en el desafuera de Victor ottoboni de Fate, empresa del grupo  Aluar, donde el Gobierno tambien tiene parte de las acciones.

¿Quien que conozca esta realidad de cerca le puede creer al gobierno que esto es parte de un proyecto “nacionla y popular”, mientras no se discute, por ejemplo como llego Siderar a las manos de Paolo Rocca? ¿Que plan serio de producción se puede encarar sin el protagonismo de los trabajadores? ¿No es claro que todas las fracciones de los partidos burgueses quieren integrar al sistema a los trabajadores, metiendoles en la cabeza que pueden ser dueños o que la burocracia y este gobierno van a dirgir empresas pensando en la clase obrera?

Contra el intento de “partir la torta” entre patronal, gobierno y burocracia sindical, los marxistas bregamos por la expropiación sin pago y bajo control obrero no solo para Zanon, Stefani y Ceramica del Sur de Neuquen, en donde somos parte orgullosamente de la gestión obrera, sino de todas empresas privatizadas y los recusos estrategicos que este gobierno mantiene.

Lo dicho por las partes en esta disputa solo encubre negociaciones a nuestras espaldas para seguir juntandola en pala.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s