Un “regalito” de fin de año…

Hace un par de semanas, mientras me reincorporaba a mi trabajo después de un día de ver médicos por mi tendinitis (enfermedad laboral, si la hay) me desayuno con la noticia de que mi compañero Zeque ya no estaba en la empresa. ¿cual fue el pecado del compañero, de un operario como cualquiera, que laburaraba para su familia? bajar la producción una semana para atender tareas que le dio la misma patronal en otros sectores, cargar otras cajas, componer otros aparatos o llevar y traer de acá para allá algún papel o alguna herramienta. La incesante persecución que ejerció la líder del sector lo hizo estallar diciendo “.. si tanto te jode, echáme..”.

Puede ser, que después de un año y medio, dos, diez o los que sean, de sacarnos el jugo, seamos material de descarte???? cuanto vale para la patronal un obrero con 2 hijos que se queda sin el pan en la mesa a pocos días de las fiestas???? La bronca del sector se siente en todo momento. Pienso que hubiera pasado de haber estado, de convencer a los demás para que paremos por mi compañero, por que si pasa ese despido, como nos preparamos para los que vienen???? y hablamos a mi vuelta, de como les calienta la plata, de como, si alzas la voz te vuelan, de como van a mover a otro para ocupar un lugar mas, y se van a chupar la plata del suelo de Zeque. Y ademas, la empresa, con todo su cinismo nos pone una “cajita” navideña, como se pudiera pasar la amargura con un mantecol y un vaso de Sidra.

¿Y el sindicato? bien gracias, viene a cobrar la cuota y a darnos un par de folletitos para pasar por algún hotel para dejarles plata. Obvio, no falta el “aporte” a la caja de la obra social y la cuota”solidaria” para se sigan engordando, dandose la mano con la patronal, para que festejemos la misera migaja que nos tiran para seguir yendo a laburar, rompiendonos la espalda solamente para podernos endeudar.

Este es el país de los Blaquier y los Venegas, de los Rattazzi y los Pignarelli, de los Rocca y los Caló. Es el país de clarín y Cristina, de Moreno y la Nación, de los Binnery los Verbitsky. De aquellos amos que se pelean en la agora por comprar los mejores esclavos. De los inquisidores que perseguían hasta las ultimas gotas de sangre y esperanza a los que cometían la herejía de pensar. Quien le cree a Cristina cuando habla de que “el modelo”: “…ha permitido que millones de argentinos vuelvan a recuperar no solo el trabajo, sino además las esperanzas y las ilusiones de que una vida mejor es posible.Que se lo pregunten a todos los Zeque que van  a pasar estas fiestas brindando con lagrimas.

Este es “regalito” de fin de año que nos quiere dar la patronal Argentina e Imperio S.A. Yo y cada compañero que levantamos una corriente obrera cada día en los sindicatos, les decimos a estos parásitos que tienen los días contados. Por todos los Zeque, los Mariano Ferreyra, los Polo Denaday, por las Natalia Gaitan, por los millones de trabajadores que marchan y se enfrentan a sus opresores en cada rincón de este mundo,  por las generaciones que vienen, agarremos la pala y empecemos a cavar, que por algo una voz que resuena desde nuestras entrañas dice que somos los sepultureros del capital.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s