Otra “tragedia” que paga el pueblo trabajador

Sábado 7 de abril de 2012

Escuchá la cobertura de Pateando el Tablero desde los barrios más afectados. También hablamos con Guillo Pistonesi, dirigente nacional del PTS. Clic acá

A la catástrofe natural, el gobierno nacional y el macrismo responden de forma improvisada. Militarización de los barrios, represión a los que reclaman y “utilización” de las fuerzas armadas para “colaborar” con los vecinos.

Sentimos odio. A dos días de la tormenta que azotó a los barrios más pobres de la Ciudad de Buenos Aires, la región metropolitana bonaerense, la provincia de Santa Fe y otras localidades, miles de personas siguen pidiendo que los escuchen, que les sea más fácil conseguir ¡agua potable!, velas para iluminarse y chapas y materiales para reconstruir sus casas, nuevamente precarias. Mientras los funcionarios nacionales y de la Ciudad de Buenos Aires piden cínicamente que tengamos “paciencia”, el gobierno kirchnerista de Scioli reprime con gases lacrimógenos, palos y balas de goma los cortes de ruta de la localidad de Merlo en reclamo de respuestas, y Cristina Fernández -desde su descanso en El Calafate- manda a la Gendarmería Nacional y a las mismas Fuerzas Armadas que denunciamos por genocidio a “colaborar” en las tareas de “prevención”, militarizando los barrios.

Después de 48 horas de pasado el temporal, todavía hay decenas de heridos, cientos de familias que debieron ser desalojadas y al menos 17 personas muertas, la mayoría de ellas por el aplastamiento que provocó el derrumbe de sus casas, o por electrocución… ¡y otra vez los funcionarios piden paciencia! La catástrofe, nuevamente, la pagan los trabajadores y sectores populares.

¿”Tragedia”?

Ya nos indignó escucharlo ante los 51 muertos en Once. También ante la muerte por electrocución de un joven laburante del subte y de 8 trabajadores de la construcción en una obra de la Ciudad de Buenos Aires. Ninguna tragedia: estas muertes son responsabilidad de la desidia y los negociados que sostienen y favorecen los gobiernos de turno.

Los 9 años de crecimiento a “tasas chinas” y la entrega de miles de millones de pesos en subsidios a los empresarios inmobiliarios y de la construcción, sólo han servido para que se llenen los bolsillos los capitalistas amigos. Mientras oficialistas y opositores coinciden cada año en recortar más y más el presupuesto para la vivienda, los problemas estructurales, como ya mostró la crisis del Indoamericano, siguen en pie y se profundizan para los que no tienen nada.

¡Estas son “tragedias” a las que nos condenan los capitalistas y sus gobiernos de turno! Mientras en la Ciudad de Buenos Aires, bajo el gobierno del PRO, continúan creciendo la especulación y los grandes negocios inmobiliarios en las zonas de más altos recursos, como Puerto Madero, el gobierno nacional insiste cínicamente en “los beneficios” del “modelo de desarrollo con inclusión social”, a pesar que cada vez más familias trabajadoras y pobres se ven obligadas a vivir en asentamientos ubicados en áreas sin servicios, ambientalmente degradadas y expuestas a las peores consecuencias de los eventuales fenómenos climáticos.

Por eso mientras ellos acumulan ganancias, nosotros/as seguimos sumando odio. Para ellos la vida de las familias obreras y pobres no vale nada. ¿Una más? ¿Dos más? ¿Cuántas vidas anónimas quedarán bajo los escombros de la especulación inmobiliaria, los accidentes ferroviarios, las catástrofes climáticas?

¡Basta de represión y militarización de los barrios!

El estado previo de las casas de los barrios populares y las escuelas públicas tuvo consecuencias. Las condiciones en que se vive y trabaja en la franja sur de CABA bajo el gobierno de Macri, muy parecidas a las amplias franjas del Gran Buenos Aires bajo el gobierno del kirchnerista Scioli, son terribles. Las secuelas del temporal han sido tales que los pibes y pibas del sur de la Ciudad y los distritos del sur y oeste de la provincia de Buenos Aires, que hace años que “están en obra”, no saben si tendrán clases porque se cayeron los techos, se rompieron vidrios… o directamente se han destruido completamente sus escuelas.

Un tornado, una tormenta, un viento más fuerte que lo habitual son fenómenos naturales, pero sus consecuencias y cómo enfrentarlas, no lo son. La precariedad en que viven miles de personas en el AMBA es responsabilidad criminal de los capitalistas y los gobiernos de turno, que pretenden solucionar los problemas profundos que atraviesan millones sin hacer nada para que no ocurra de vuelta, otorgando a lo sumo algunas chapas, que son las mismas que se llevó el temporal…

Tanto es así que, mientras los escombros siguen descubriendo muertos y comienza a conocerse el estado de deshidratación en que se encuentran nuestros/as pibes, después de ¡dos días sin agua!, la única respuesta oficial ha sido el despliegue de las fuerzas represivas que comanda el gobierno nacional.

Los y las trabajadoras de la educación que impulsamos la Corriente Nacional 9 de Abril/Lista Marrón denunciamos la alarmante situación que atraviesan miles de familias y pibes y repudiamos enérgicamente la represión a manos del gobierno K de Scioli a los cortes en reclamo de los derechos más elementales, así como la militarización de los barrios afectados por parte de la Gendarmería Nacional y las Fuerzas Armadas. Exigimos que se retire ya mismo a las fuerzas represivas. ¡Ninguna militarización de los barrios! Que la organización de la ayuda este a cargo de las organizaciones sociales y, en particular, de los sindicatos docentes, que desde cada escuela tienen inserción en los distritos, municipios y barrios, ¡y no de los que reprimen al pueblo pobre y trabajador!

Asimismo, reclamamos la solución inmediata a las justas demandas de las familias afectadas y exigimos que se pongan en pie planes de inspección en los edificios y barrios con posibilidades de derrumbe, así como la inmediata implementación de planes de construcción de viviendas y escuelas públicas con materiales que resistan las acciones de la naturaleza.

Porque la docencia ha dado siempre sobrada muestra de su voluntad de solidaridad, exigimos también a las conducciones de los sindicatos docentes que impulsen una gran campaña de solidaridad activa con las familias de nuestros alumnos y alumnas, que se extienda a todas las escuelas del país, denunciando a las vez las responsabilidades políticas de los que nada hacen para evitar estas muertes y “tragedias”.

Corriente Nacional 9 de Abril/Lista Marrón

Trabajadores/as de la educación -PTS e independientes-

en el Frente de Izquierda y de los Trabajadores

www.la9deabril.org.ar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s