Pensamientos sobre Mariano Ferreyra (hoy el post lo hace PH)

El siguiente es un texto que hace un par de semanas subió mi camarada y amigo PH. No lo podemos dejar pasar. Ahí va…

Hace unos un año y unos meses, allá por el 2011, mi mejor amiga me invitó ala marcha por Mariano Ferreyra. Mi respuesta cruel y automática fue “matan gente todos los días, ¿por qué marchar por él?” con sazón a “es una clara utilización política de un muerto”. Ella, descolocada, me explicaba el porquéde la diferencia. Recuerdo que estábamos yendo en un 99 por Av. Córdoba mientras teníamos esa charla, y que veíamos los afiches con la cara de Mariano en cada cuadra. Yo con indiferencia, ella medio anonadada por mis respuestas.

 

La naturalización -de la cual yo era parte- de una sociedad enferma, que mata militantes, quesecuestra mujeres, que insulta al puto si es que no lo muele a golpes y quecondena al trabajador a la precarización de su vida si no es la muerta es moneda corriente -enproceso de quiebre- hoy en día, pero no nos puede más que llevar al camino dela derrota y nos obliga a los que –ahora– nosconsideramos la pata consciente la tarea de contrarrestar esta burbuja. Encontrapartida, nos intentan hacer creer que todos estos problemas son“arreglables” a través del Estado –cuando el mismo es partícipe y cómplice detodos estos hechos– y peor, nos dicen que tenemos que ser más flexibles connuestras demandas. Como si pedir que no te obliguen a laburar 12 horas de lunesa lunes –tal como me contaba un compañero de LatinGrafica ayer–, como si pedirque te dejen decidir sobre tu cuerpo, como si pedir que te dejen poderdisfrutar tu sexualidad sin agresión de por medio sean demandas alocadas y porfuera de la realidad, mientras políticos y empresarios tienen una vida de lujo,sin presiones ni opresión a costa de todos estos sectores que la sufren posta.

 

Hace unas semanas una compañera con micrófono en mano nos decía “nada de lo humano me es ajeno”, yo creo que de esos somos muchos. Somos muchos los que no toleramos ver nenes en los trenes mendigando, somos muchos que no estamos contentos cuando nuestros viejos entran por la puerta a casa con la carga de medio día de laburo encima, somos muchos a los que no nos gusta ver a la mujer siendo señalada como una cosa, somos muchos a los que no nos gusta que nos griten puto en la calle. Pero, ¿hacia dónde están dirigidos nuestros esfuerzos?¿Cuántos estamos pensando la necesidad de organizarnos para combatir esta realidad que nos es hostil?

 

Hace dos días que mis ojos son de color vidrio, no puedo expresar la bronca, la impotencia, el vacío que siento. Desde ya que nunca creí que su justicia –la burguesa– fuera la nuestra, desde ya no creo que exista una salida a través de las instituciones del régimen. Pero no puedo dejar de apretar el puño al ver semejante panorama, al escuchar a Pedraza con su discurso cínico,al escuchar al presidente de la cámara haciendo una burda defensa del gobierno nacional. No puedo dejar de pensar en que tendríamos que haber sido miles de estudiantes en Comdoro Py para pedir la perpetua a Pedraza, representante de la tercerización laboral, de la explotación, de los enemigos de los trabajadores.No puedo dejar de pensar la necesidad de que como estudiantes nos preparemos para los escenarios que se nos vienen, anteayer era el juicio por Mariano, mañana tendremos escenarios mucho más hostiles que la justicia de los ricos, podemos verlo en Chile, en España, en Grecia, en Chipre, donde la represión y los desalojos a los estudiantes que luchamos por una universidad al servicio de los trabajadores y por una sociedad justa, están a flor de piel y a la orden del día.

 

Mi vieja me preguntaba ayer como estaba, yo le respondía en forma resumida lo que expreso acá y ella, siendo una mina que no milita, me contestaba: “Sí, la escuchamos con papá completa. Son unos hipócritas y corruptos. Pero vos sos muy inteligente no como ellos que se la recreen y solo son mediocres. Es muyi mportante lo que vos y tus amigos hacen. Hay que seguir luchando y redoblar la apuesta, no abatirse. Adelante! Hijo.” Salvando mi inteligencia, y la de ellos–que lo que no tienen de tontos lo tienen de basuras–, y con algo de sabor amargo con sed de venganza, me quedo con este mensaje que me impulsa a la tarea de organizarnos para luchar por justicia por Mariano, por una universidad para todos, al servicio de los trabajadores y por una sociedad socialista, tal como lo hacía él.

 

Mariano Ferreyra, PRESENTE! AHORA Y SIEMPRE!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s