Balance de un domingo cualquiera. Menos Susanitas y más Mónicas (hoy el Post lo hace Debu Semilla)

Domingo, tercer domingo de octubre… Cada cual encuentra las fotos, las sube, las comenta; se escribe mucho, muchos llamados, muchos regalos, se impone un día más en la vida humana de gastos y reuniones.

Cada quien sabrá de lo que se festeja, qué es lo que más festeja, pero bueno, en el occidental mundo argentino hoy fue el Día de la Madre.

Y bueno, no puedo evitarlo… me pregunto: ¿Que es Ser Madre Hoy?… ¿En qué año estamos? Okey 2014….Como buscando respuesta, mi mente me remite a todas las que conozco, primero a la mía y claro, me pienso a mí misma; luego empiezo a enviar Felices días para todas las que conozco. Y después porque somos occidentales, blancos y televidentes, pienso en las famosas.

La primera que se me viene a la cabeza es claro, Maru Botana, no lo hago a propósito, pero tan prolífica ella de criaturas y campos de polo que bueno, así se impone. Susanita, me digo. Claro. Maru Botana es la evolución de Susanita (el personaje histórico de la tira Quino, Mafalda)

Si en algo triunfó el capitalismo es en hacernos creer que Susanita es el modelo de mujer por excelencia. Con el casamiento, la familia y la mar en coche. Ser mujer es ser madre.

Momento.

Voy a recalcular. ¿Ser mujer es ser madre? ¿Es por eso que el regalo ideal es una plancha? Recalculando….

Y si a mi hijo me lo roban, me lo matan, lo desaparecen, ¿sigo siendo madre?

Y si soy trans, lesbiana, prostituta, y si tuve un hijo producto de una violación ¿festejo el día de la madre?

Si el padre de mis hijos me caga a palos, ¿festejo?

Si todos los días padezco en mi trabajo el acoso de un gerente, “que si el pibe se enfermó, te descuento el día, a menos que…” ¿igual festejo?

Si el sorete me dejó, no me pasa plata, no llego a fin de mes, no quería pero no tenía la plata para sacármelo, ¿igual festejo?

Si la casa donde vivíamos se incendió porque el frío, porque el vidrio, porque el calentador… ¿Festejo el día de la madre?

Desde un lente triste se acerca la imagen de Monica Alegre. La madre de Luciano Arruga.

Si la policía asesina y el estado corrupto me arrancaron a mi hijo, ¿festejo? Quisiera abrazarla.

Lejos del ritual moderno de exigencia leonina, aquí quisiera hacer una oda a todas ellas. Las discriminadas, las que luchan, las que quisieron, las que no, las que no pueden, las que no les interesa, quisiera hoy matar el ideal enfermo que imponen las Susanitas y reivindicar a las Mónicas. Reivindicar a las que lejos de parir son madres todos los días y denunciar la mentira de la supermujer que todo lo puede, que todo lo consigue. A veces, no. Y está bien.

La vida es otra cosa, el capitalismo miente. Mujeres y no, algunas madres porque sí o porque no, de todos modos Ser Madre Hoy (también) es un trabajo no pago.

Debu, 19/10/2014. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s